La abogada de Milani reclama la “libertad o arresto domiciliario”

Asegura que su defendido corre riesgo en cualquier establecimiento del país

Mariana Barbitta, abogada del ex jefe del Ejército César Milani, reclamó hoy la “libertad o el arresto domiciliario” para el militar, al advertir que “hay un montón de versiones” que alertan sobre falta “de seguridad” de su defendido en cualquier cárcel del país.    

Además, exigió a la Justicia que emita una “resolución de mérito” sobre el caso, al recordar que el ex jefe del Ejército está detenido desde el 17 de febrero con una prisión preventiva, sin que se dicte su procesamiento.    

“Hay un montón de versiones que dan vueltas por el tema de la seguridad de César Milani. Por eso, tanto el juez federal de La Rioja (Daniel Herrera Piedrabuena) como el Servicio Penitenciario están atentos”, enfatizó Barbitta.    

El militar, acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, permanece desde el viernes último en el Hospital Penitenciario Central (HPC) de la cárcel de Ezeiza, para ser sometido a una evaluación psicofísica de rutina. Según se estima, permanecerá alojado en ese establecimiento sanitario al menos hasta mañana, cuando la Justicia decidirá si ingresa en el pabellón para detenidos por delitos de lesa humanidad de la Unidad 31 de Mujeres, de Ezeiza.    

Barbitta, consultada por radio Splendid sobre cómo se puede superar la presunta situación de falta de seguridad de Milani, respondió: “La respuesta para esto es la libertad o un arresto domiciliario, para evitar cualquier tipo de riesgo”.    

Milani quedó alojado en la cárcel de mujeres de Ezeiza la semana última tras haber sido detenido en La Rioja el 17 de febrero por la causa que investiga las detenciones ilegales de Pedro Adán Olivera y su hijo, en 1977, y la detención ilegal de Verónica Matta, en 1976, en la época que era subteniente del Batallón de ingenieros de Construcción 141.    

Además, el militar tiene otras causas abiertas en su contra en Tucumán donde fue procesado sin prisión preventiva por el encubrimiento del secuestro y la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, cuando el joven estaba a su cargo cumpliendo el servicio militar obligatorio en 1976.  



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: