Datos alarmantes: la tasa de mortalidad materna está “estancada” desde hace 20 años

El objetivo era disminuir, para 2015, un 75% la mortalidad de las mujeres en el embarazo, parto y puerperio; sin embargo no sólo no logró cumplirlo, sino que se mantiene estable desde hace unos 20 años. 



A pesar de que Argentina se había comprometido a reducir la tasa de mortalidad materna, los números afirman que se encuentran “estancados”. Siendo que una de las principales causas es el aborto inseguro, donde de cada 500.000 abortos clandestinos, 80.000 mujeres deben ser hospitalizadas por complicaciones y 100 mueren. El objetivo era disminuir, para 2015, un 75% la mortalidad de las mujeres en el embarazo, parto y puerperio; sin embargo no sólo no logró cumplirlo, sino que se mantiene estable desde hace unos 20 años. 

“Todavía estamos muy lejos de la meta que Argentina se comprometió a lograr, aún se debe bajar un 50% la tasa de mortalidad materna. Esta experiencia de la provincia es muy alentadora, y debería ser de interés nacional implementar todas las estrategias posibles para que la mortalidad baje en todas las provincias, sobre todo en las del noroeste y noreste, donde las tasas son altísimas -dice Mabel Bianco, al frente de FEIM-. Falta articulación entre entes municipales y provinciales, que haya un claro sistema de derivación y el acceso a los métodos anticonceptivos, el aborto inseguro sigue siendo el principal problema”.

Jorge Vinacur, coordinador de la Comisión de Salud Pública de Sogiba (Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires), explica que la mortalidad materna en Argentina se mantiene prácticamente estable desde hace unos 20 años, y que las pequeñas variaciones a veces no tienen que ver con que hayan muerto más mujeres sino con que hayan nacido menos bebés.

También habla de las enormes diferencias que hay en Argentina: a mayor pobreza, mayor mortalidad. Mientras que en la ciudad de Buenos Aires la tasa es de 1,8, en La Rioja llega a 15,9, es decir, ocho veces más alta. En ese sentido, explica que el aborto inseguro se lleva un 25% de estas muertes: “Desde ya que si se legaliza el aborto este 25% de muertes se acaban enseguida, que es lo que ocurre en el primer mundo”.

En tanto, Fernando Zingman, especialista en Salud de UNICEF, también aplaude a la provincia, a la que acompañan en el programa de Maternidades Seguras: “Ojalá sea un quiebre de la tendencia, y si es así, hay que sostener el programa y profundizarlo”. Habla de la importancia de la buena atención en las guardias, y de que los partos se realicen en instituciones adecuadas con anestesistas y sangre segura. 

“Es una muy buena noticia quebrar la subida de la mortalidad, y se debe a que ante cada muerte materna en la provincia de Buenos Aires se está haciendo una suerte de autopsia, un monitoreo para ver qué es lo que pasó: si hubo pocas consultas durante el embarazo, si falló la acción médica o los insumos. Si se demuestra que el programa de Buenos Aires funciona es una obligación del Ministerio replicarlos en el resto del país”, asegura Mario Sebastiani, al frente de Asumen (Alianza Argentina para la Salud de la Madre, el Recién nacido y el Niño). 

Por El Intransigente 



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: